Constancia laboral

La constancia laboral, también conocida como constancia de trabajo, es un tipo de documento que está destinado a realizar un seguimiento efectivo de la relación entre empresas y trabajadores, para lo cual vamos a aprender algunas de sus características y la estructura que debe cumplir.

Qué es una constancia laboral

Se conoce como constancia laboral a aquel documento que tiene como objetivo principal el de acreditar a una persona como trabajadora de una determinada empresa, certificando el tiempo que ha permanecido para uno o varios puestos que haya ocupado en ella.

Es importante tener en cuenta que este documento se puede realizar tanto para trabajadores en activo como para aquellos cuyo contrato ya ha vencido en el pasado.

El objetivo principal de la constancia laboral es el de confirmar que la persona está prestando o ha prestado servicios a una empresa, lo cual puede ser útil especialmente a modo de referencia laboral.

Tipos de constancia laboral

Tan sólo existe un tipo de constancia de trabajo con una estructura definida tal y como vamos a ver un poco más adelante, aunque hay que tener en cuenta que, dependiendo de si el trabajador se encuentra todavía en dicha empresa o ya ha finalizado su contrato, se deberá indicar con exactitud las fechas que permitan calcular el tiempo trabajado.

Cómo hacer una constancia laboral

Para realizar una constancia laboral es importante conocer todos los puntos importantes que debemos incluir en ella, asegurándonos de introducir datos reales y que coincidan con exactitud muy especialmente en materia de impuestos y fechas.

Elementos de la constancia laboral

Los apartados imprescindibles que deben figurar en toda constancia laboral son los siguientes:

  • Lugar y fecha de realización de la constancia de trabajo. Deberá ir en la esquina superior derecha.
  • Nombre y puesto del destinatario de la nota, indicando “A la atención de:” o, en caso de no conocer estos datos, se introducirá el texto “A quien corresponda:”.
  • Breve texto de introducción.
  • Nombre de la empresa o profesional para el cual se trabaja o se ha estado trabajando. También añadiremos el CIF (o DNI en caso de autónomo).
  • Nombre, apellidos y DNI del trabajador.
  • Puesto y actividad que ha desempeñado en la empresa. Si son varias las actividades, se deberán enumerar todas.
  • Fecha de inicio de la relación laboral y finalización de la misma, salvo si se sigue trabajando, en cuyo caso se deberá dejar constancia de ello. Tanto si todavía está trabajando como si no, es interesante indicar el tiempo de alta hasta la fecha.
  • Datos de contacto del emisor de la constancia laboral, es decir, de la empresa o profesional que la realiza.

Otras consideraciones

Hay que tener en cuenta que este documento tan sólo se realizará en el caso de que un trabajador lo solicite, de manera que no se entregará por defecto al cumplimiento del contrato.

Consejos para crear una constancia laboral

Tal y como puedes observar, es fácil crear una constancia laboral siempre y cuando tengas las claves para hacerlo, pero es muy importante que le marquemos lo esencial que es realizarla de la manera más profesional posible, ya que esto va a ser determinante, y para ello te ofrecemos algunos trucos con los que podrás presentar tu constancia laboral profesional en las mejores condiciones.

La importancia de presentar una constancia laboral profesional

Si quieres conocer la importancia de presentar una constancia laboral profesional, a continuación vamos a enumerar algunas de las principales razones:

  • Lograrás llamar mejor la atención, lo que te permitirá tener más posibilidades de ser tenido en cuenta.
  • Un documento bien escrito siempre va a ser más fácil de entender y de interpretar, evitando de esta manera que se puedan producir errores o confusiones.
  • Es una forma ideal de demostrar que tienes una actitud positiva.
  • Muestras seriedad y compromiso.
  • Es una clave esencial para demostrar que sientes respeto por tu interlocutor, lo que te aportará un reconocimiento muy importante.
  • Si realizas un documento a nivel profesional, vas a conseguir dar una imagen más seria y comprometida, lo que te otorgará puntos frente a tu interlocutor.
  • Gracias a la realización de un documento bien hecho, conseguirás evitar que se puedan producir errores de comprensión por parte de tu interlocutor.
  • Demostrarás que tienes más confianza en ti mismo, algo que se valora mucho.
  • Tendrás la posibilidad de transmitir mucho mejor todo aquello que quieres expresar y transmitir a través del documento.

Trucos para crear constancias laborales bien hechas

Vamos a analizar algunos de los principales trucos que debemos tener en cuenta a la hora de crear constancias laborales para que salgan perfectas:

  • Las faltas ortográficas son muy frecuentes, y crean una pésima imagen de quien escribe, por lo que debes tenerlas muy en cuenta y revisar bien el escrito antes de presentarlo.
  • En el caso de que tengas que presentar un escrito documento a mano, es importante que utilice es tan sólo tinta azul o tinta negra, nunca de otro color, y mucho menos de color rojo u otros colores llamativos.
  • No olvides prestar mucha atención a todos los apartados y a cada una de las cuestiones que sea necesario aclarar. Evita que ningún punto quede en blanco ya que puede crear mala imagen o impedir que se entienda lo que pretendes transmitir.
  • Te aconsejamos que pruebes con todas las patillas que sean necesarias hasta que encuentres aquella que sea más apropiada y se adapte lo mejor posible al tipo de documento y a sus características.
  • Es esencial que el escrito esté bien adaptado al tipo de documento del que se trata, lo que significa que deberás investigar todo lo que sea necesario hasta garantizar que el documento incluye todo lo necesario y cumple con las exigencias generales.
  • Nunca presentes ningún tipo de escrito sin haberlo revisado antes al menos un par de veces, ya que deberás tener la total seguridad de que no existen que errores gramaticales y ortográficos.
  • Lo más recomendable es que seas realista y honesto al escribir el documento, ya que es la mejor forma de garantizar que cumple con la realidad y que no existen falsedades o medias verdades que puedan llegar a perjudicarte.
  • El estilo de letra que elijas deberá ser claro y agradable a la vista. No te des por un estilo de letra que te guste simplemente, ya que puede resultar agobiante o incluso cansar a la vista, de manera que intenta optar por un estilo suave y suficientemente claro.
  • Adjunta siempre toda la documentación o las copias de documentación oficial que sean necesarias para apoyar los datos del documento.
  • Antes de rellenar el documento definitivo que presentarás, lo más recomendable es práctica realizando diferentes borradores de manera que poco a poco irás ganando en confianza y conseguirás reducir el riesgo de cometer errores en el documento final.
  • Es más interesante que procures realizar un texto corto que uno largo, y recuerda que para ello es esencial priorizar la calidad por encima de la cantidad. Un texto muy largo y redundante, en el que se repite la misma idea constantemente, aburre al lector, mientras que un texto corto con la información precisa y exclusivamente necesaria, será mucho más atrayente e invitará a leer hasta el final.
  • Procura destacar cada apartado con el objetivo de evitar que el texto sea excesivamente continuo. De esta forma, también conseguirás que tu interlocutor pueda acceder a la información que le resulte más relevante en un momento dado sin tener que perder el tiempo recorriendo todo el documento completo.
  • Recuerda que gracias a nuestras plantillas vas a tener la posibilidad de acceder a guías de documentos profesionales, lo que te facilitará la redacción y esquematización del texto.
  • Cuando realices un escrito o un documento, es muy importante que lo hagas con un ordenador, en lugar de hacerlo a mano.
  • Es muy importante que trabajes bien la redacción, y evites los errores gramaticales, muy especialmente aquellos que se suelen cometer con bastante regularidad.
  • Toda la información deberá estar bien organizada. Introduce en los puntos que sean necesarios e intenta que la información esté organizada de manera cronológica o en un orden que facilite la comprensión del documento.
  • No te dediques a añadir información que no sea relevante. Evita introducir datos que se den por hecho o que realmente no sean necesarios, ya que crear textos excesivamente largos hace que sea más fácil que se induzca a la confusión o que se generen errores, los entendimientos, por lo que debes ser escueto, claro y preciso.

Ejemplo de constancia laboral

Vamos a realizar un ejemplo de constancia laboral para que podáis personalizar la vuestra:

Descarga Modelo De Constancia laboral  
 

CONSTANCIA LABORAL

Murcia, 6 de octubre de 2020

A la atención de: Alfonso Cordero Sánchez, Director de Transportes Raymundo

Por la presente, la empresa Transportes del Rocío, con CIF B-00000000, deja constancia de que el señor D. Raúl Pérez Goicoechea, con DNI 00000000Z, ha estado trabajando para esta empresa en base a los datos que se detallan a continuación:

EMPRESA:

Transportes del Rocío.

CIF B-00000000

TRABAJADOR:

Raúl Pérez Goicoechea

DNI 00000000Z

PUESTOS Y ACTIVIDADES:

El trabajador indicado en el punto anterior, ha ocupado los puestos y realizado las actividades siguientes:

  • Mozo de almacén: organización del almacén y recepción de mercancías.
  • Encargado de almacén: gestión y administración de los trabajos de organización del almacén y recepción de mercancías.

DURACIÓN:

Los puestos anteriormente mencionados han tenido una duración de contrato que se detalla a continuación:

  • Mozo de almacén: 3 de marzo de 2014 a 8 de septiembre de 2017.
  • Encargado de almacén: 9 de septiembre de 2017 hasta el presente.

Atentamente.

 

Firmado: María José Rodríguez Ruiz, Gerente

[email protected]

Tel.: 000 00 00 00

Deja un comentario

Ir arriba