Contrato de Alquiler de Plaza de Garaje

Existen ocasiones en las que una plaza de garaje se alquilará por separado, sobre todo en aquellas propiedades que no cuenten con una dentro de los límites del contrato de arrendamiento de la vivienda. Para estos casos especiales se debe hacer un contrato de alquiler de plaza de garaje.

¿Qué es un contrato de alquiler de plaza de garaje?

Este es un tipo de contrato bilateral y de mutuo acuerdo en el que dos partes establecen una relación de alquiler que tiene como objeto una plaza de garaje. Se trata de un documento que tiene peso legal como cualquier acuerdo firmado entre dos o más partes.

¿Qué debes saber acerca del contrato de alquiler de plaza de garaje?

Este tipo de contratos no tienen una ley específica que los regule, a menos que la plaza de garaje se incluya dentro del alquiler de una propiedad, en cuyo caso su alquiler recaerá dentro de las leyes de arrendamiento de tu región o país.

Como no existe una ley que regule por sí solo el alquiler de este tipo de propiedad, quedará a juicio de los firmantes del contrato y las consecuencias legales dependerán del acuerdo firmado entre ambas partes.

Todos los aspectos del contrato de alquiler de plaza de garaje deberán estar establecidos en las cuatro esquinas del documento. Esto quiere decir que tanto la duración del contrato como sus cláusulas y el pago deberán estar definidas en el documento.

Muchos propietarios deciden alquilar las plazas sin establecer un contrato por escrito; sin embargo, como con toda transacción que involucre el intercambio de dinero por un bien, lo más recomendado es dejar por sentado en escrito todo lo referente a dicho contrato.

Elementos que debe contener el contrato de alquiler de plaza de garaje

Al ser un contrato de intercambio de un bien por dinero, y al no estar bajo la protección de ninguna ley, es importante que se cuiden los elementos que este debe contener. Estos son:

  • Datos de las partes: se deben incluir los datos personales tanto del arrendatario como el arrendador. Esto incluirá sus nombres completos y números de identificación.
  • Información de la plaza en alquiler: es importante incluir la identificación de la plaza de garaje que se incluye en el contrato. Esta debe identificarse con número y dirección. Se debe indicar el nombre del propietario así como el registro de la propiedad donde esta se encuentra.
  • Cláusulas: en esta sección se dejarán por escrito las características del contrato relacionadas con el alquiler. Por ejemplo, el tiempo de duración del contrato y el valor de la renta acordada por ambas partes y las modalidades de pago.
  • Finalización del contrato: es importante que se deje por escrito el tiempo de vigencia del contrato así como las posibles causas de la disolución del mismo por cualquiera de las partes.
  • Garantías: en caso de que estas se apliquen o se acuerden entre las pares, deben detallarse en el documento. Usualmente, los arrendatarios piden un mes de garantía por adelantado para dar inicio al contrato.
  • Subarriendo: como no hay leyes acerca de este tipo de contratos, lo relacionado con la posibilidad de subarriendo o cesión del espacio alquilado también debe dejarse por escrito.

Contrato de alquiler de plaza de garaje e IVA

En muchas regiones cuando se alquila una plaza de garaje fuera de una propiedad, esta estará sujeta al pago de impuestos. Es considerado un medio de ingreso que debe declararse y como tal, el pago del impuesto de vuelve una obligación.

Importancia de hacer un contrato de alquiler de plaza de garaje

Muchos son los que deciden alquilar sus plazas sin establecer un contrato por escrito; sin embargo, esto no es lo más recomendable. Ambas partes pueden gozar de beneficios a la hora de redactar este tipo de documentos.

Los propietarios pueden asegurar que legalmente el arrendador será responsable del uso del espacio y de los compromisos de pago adquiridos luego de la firma del contrato. Esto significa que de no cumplirse las cláusulas correspondientes, el propietario puede tomar medidas legales en vista a la anterior firma de un acuerdo estipulado dentro del contrato.

Para el arrendador, la firma del contrato de alquiler de plaza de garaje le asegura que la relación existe lo que le da derecho al uso y disfrute de la plaza en cuestión. Además, también lo libera de aquellas responsabilidades adquiridas en papel por el arrendatario con respecto al mantenimiento de la propiedad.

En conclusión, como siempre que se establece una relación de intercambio de dinero, es preferible hacer un contrato escrito para evitar futuras complicaciones no deseadas.

Modelo de contrato de alquiler de plaza de garaje

Aquí ponemos a tu disposición un modelo de este tipo de contrato que puedes descargar de manera gratuita en formato Word para darte una idea mucho más clara acerca de la información que debe contener y cómo debe estructurarse este documento.

Descarga Gratis Modelo de Contrato de Alquiler de Plaza de Garaje en Formato Word

TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba