Decisión De Consumo Y Curvas De Indiferencia

Muchas veces cuando estudiamos un producto y su desempeño en el mercado, funciona hacer ciertas comparaciones. Para hacer esto podemos utilizar algo llamado decisión de consumo y curvas de indiferencia.

Decisión de consumo y curvas de indiferencia

Estos dos cálculos funcionan para medir el comportamiento de los consumidores con los proveedores o con un producto en particular. Aunque ambos son diferentes en algunos sentidos, usualmente se calculan al mismo tiempo por la valiosa información que brindan.

Decisión de consumo

Antes de que un comprador tome la decisión de adquirir un producto debe pasar por un proceso interesante de selección. Cuando un cliente escoge adquirir un producto, generalmente lo hace para cubrir algún tipo de necesidad. Esta toma de decisión se hace usualmente en 5 fases, estas son las siguientes:

1.- Reconocer la necesidad: cuando un cliente se da cuenta de que necesita algo, lo quiere comprar inmediatamente. Muchas veces esa necesidad no es real sino que está basada en excelentes estrategias de mercadeo o publicidad. Sin embargo, esta tiene el mismo poder.

2.- Información: cuando el cliente potencial se da cuenta de que necesita (o quiere) algo, comenzará a buscar ese “algo”. A veces lo hacen de manera pasiva y otras de manera más agresiva. Esto lo harán buscando información acerca de aquello que desean adquirir.

3.- Alternativas: el cliente debe evaluar cuál de los productos a su disposición es el que se adapta mejor a él. Esto a veces tiene que ver con precios y otras veces, con otros aspectos como lo llamativo de un producto o su presencia en los medios.

4.- Toma de decisión: luego de pasar el proceso de conocer las alternativas, el cliente pasará a decidir cuál adquirir. Esto lo hará usualmente sopesando ciertos aspectos tanto cualitativos como cuantitativos. O, por el contrario, puede decidir no adquirir el producto.

5.- Postventa: aunque pudiera parecer que luego de la venta ya todo está hecho, esta etapa es también muy importante. Durante esta etapa de postventa es cuando el cliente sabrá si está o no satisfecho con el producto adquirido.

Curva de indiferencia

Por su parte, esta estrategia de análisis se trata de un gráfico que muestra una combinación entre dos productos que muestran el mismo nivel de satisfacción para un cliente. Esta se utiliza para analizar cómo se comporta un consumidor.

Esta curva se obtiene planteándole a un cliente que escoja entre la combinación de dos productos mostrando una variación de las cantidades. A mayor cantidad del producto A disminuye el producto B. Cuando se llega a una combinación que resulta indiferente para el cliente, veremos ambos puntos en la misma curva.

Este es un estudio que funciona para mostrar las predilecciones que se dan entre pares de productos. Esto se hace sin tomar en cuenta el precio del producto ni los ingresos del consumidor.

Descarga Modelo de Decisión de Consumo y Curvas de Indiferencia Formato Excel

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *