Factura Proforma

Una factura proforma es un tipo de documento sin valor fiscal que se utiliza con mucha frecuencia en transacciones comerciales, específicamente en las que se relacionan con el comercio exterior.

¿Qué es una factura proforma?

Este tipo de factura se considera como de tipo informativo. Es una factura que detalla una compra antes de que la transacción realmente se concrete con un pago. Se puede considerar como una variante de la factura normal pero que no tiene valor fiscal.

Este tipo de factura se emite cuando se trata de una oferta comercial, lo que quiere decir que se usa para dar los detalles de una venta, por lo que se convierte en una especie de reflejo de lo que será la factura comercial fiscal definitiva que se expedirá al concretar la venta.

Utilidades de una factura proforma

Dentro del mundo comercial es común el uso de este tipo de facturas. Si eres comerciante o hacer negociaciones de productos o servicios, puede que en algún momento un cliente te pida una factura proforma. Lo que te estará pidiendo será muy parecido a si solicitara una oferta comercial o un presupuesto.

La idea detrás de este tipo de factura es la de brindarle al cliente toda la información relacionada con la futura compra. Su uso en el comercio exterior es mucho más común que en otros tipos de transacciones porque ayuda a resumir en un solo documento toda la información que el cliente necesitará desde precios totales hasta datos de pago en un solo lugar.

Otro de los usos de este tipo de facturas es brindarle al cliente los datos de la transacción en caso de que este requiera solicitar algún tipo de crédito.

¿Qué debe contener una factura proforma?

Este tipo de factura tiene en resumen la misma estructura de una factura comercial normal. Para que sea considerada aceptable debe contener los siguientes elementos:

  • Encabezado: es importante que este tipo de factura se identifique como proforma justo en el encabezado. Esto es importante para no confundirla con una factura comercial de valor fiscal.
  • Fecha: como todo documento que trate con precios y stock de mercancías, este documento debe estar fechado.
  • Datos del cliente: aunque esta no es una factura de valor comercial, la idea de esta es la de proveer toda la información posible sobre la futura transacción. A pesar de ser solo informativa, para ser válida debe contener todos los datos. Estos datos incluirán datos fiscales, domicilio, nombre comercial y contacto.
  • Descripción de la operación: los productos por los que se hace este tipo de factura deben describirse tal y como se haría en una factura de venta. Esto debe incluir cantidades, descripciones, pesos y precios unitarios.
  • Información adicional: esto hace referencia a cualquier otro tipo de información importante a la hora de hacer la transacción como costos de transporte u otras operaciones inherentes.

Valor legal de una factura proforma

La respuesta corta es que este tipo de factura no cuenta con legalidad alguna. Este documento es de carácter informativo y no se puede mostrar como comprobante de ningún pago hecho. Tampoco compromete al emisor a cumplir ningún acuerdo ni a quien la recibe a hacer ningún pago.

En lo que se trata de contabilidad tampoco existe legalidad porque no representa el pago de ninguna suma de dinero que pueda ser contabilizada.

Modelo de factura proforma

Para que tengas una idea de cómo debe armarse una factura de este tipo te presentamos un modelo que puedes descargar de manera gratuita en formato Excel.

Descarga Gratis Modelo de Factura Proforma en Formato Excel

TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba