Ficha de trabajo

Para mantener una adecuada organización en cualquier trabajo o proyecto, es recomendable aprender a realizar una ficha de trabajo al igual que una ficha de cliente, y para ello debemos entender exactamente qué es, de qué se compone y cuál es su utilidad, a la vez que aprenderemos a estructurarla y a completarla de forma eficiente.

Qué es una ficha de trabajo

Una ficha de trabajo es un documento de corta extensión a través del cual se exponen detalles relacionados con un determinado proyecto o una investigación que se esté realizando.

A través de ello se consigue mantener un registro de todos los puntos importantes que ayudan a realizar una guía que permita una rápida recuperación de la información en caso de ser necesario.

Básicamente, se trata de mantener una relación de conceptos esenciales para poder recordar todos los detalles con un simple vistazo.

Esto ayuda a mantener bien organizadas todas las ideas, así como a recordar cada paso que se ha ido dando, estableciendo relaciones que mejoran la comprensión.

Tipos de ficha de trabajo

Existen distintos tipos de ficha de trabajo entre las que destacan:

  • Análisis: explicar con palabras propias las conclusiones a las que llegamos en relación con un texto.
  • Investigación: resumen con las conclusiones o resultados que se han obtenido a partir de un estudio o experimento.
  • Paráfrasis: se trata de una breve explicación con nuestras palabras de un fragmento de texto del documento original.
  • Preguntas: se van contestando las preguntas a las que incita el texto que estamos tratando.
  • Síntesis: resumen de un texto de diferente extensión, que concentra las ideas principales.
  • Tabla: creamos una tabla donde reflejaremos los conceptos más destacados de cada texto.
  • Textuales: incluye citas textuales respetando el lenguaje y las palabras del documento original.
  • Mixtas: estamos ante un tipo de ficha de trabajo que incorpora dos o más de las fichas que hemos estudiado.

Cómo hacer una ficha de trabajo

Para hacer una ficha de trabajo, vamos a analizar todos los elementos y consideraciones que debemos tener en cuenta.

Elementos de la ficha de trabajo

La estructura más habitual de la ficha de trabajo deberá comprender:

  • Numeración: abrimos el encabezado con una numeración que permita organizar fácilmente las fichas.
  • Autor: Hay que indicar el o los autores del trabajo.
  • Fecha de publicación: es importante también indicar la fecha.
  • Título: debemos elegir un título que identifique el tema que tratamos en la ficha.
  • Cuerpo: es la zona del documento donde vamos a resumir o exponer ideas, sin olvidar incluir un apartado de conclusión.
  • Referencias: debemos indicar las referencias a las que hemos recurrido para la realización de la ficha o proyecto.

Otras consideraciones

Recuerda que es muy importante organizar bien las fichas, ya que de esta forma vamos a poder utilizarlas por ejemplo en una exposición o comunicado que tengamos que realizar.

Si a lo largo del proyecto las vamos organizando adecuadamente, incluso aunque pase tiempo, podremos hacer la exposición sin tener que organizar previamente todo el trabajo, ahorrando una gran cantidad de tiempo y esfuerzo.

Consejos para crear una ficha de trabajo

Si quieres que crear una ficha de trabajo, es esencial que empieces con buen pie, y para ello deberás entender en primer lugar la importancia de realizarla de manera correcta y a nivel profesional.

También es muy importante que prestes atención a algunos detalles que muchas veces pasan desapercibidos, de manera que hemos preparado un listado con los trucos básicos que debes considerar para hacer una ficha de trabajo bien hecha y que demuestre su elevada profesionalidad y preocupación por hacer las cosas de la manera correcta.

La importancia de presentar una ficha de trabajo profesional

Comenzamos analizando algunas de las razones por las que es importante realizar una ficha de trabajo con un texto profesional y bien adaptado:

  • Tendrás muchas más posibilidades de que te tengan en cuenta a nivel laboral.
  • Vas a conseguir crear una imagen de seguridad en ti mismo que te ayudará a conseguir un mayor valor.
  • Estarás demostrando una actitud más positiva y clara.
  • Lograrás que sea más fácil de entender por parte de la persona que la lea, pudiendo interpretarla de forma correcta.
  • Vas a conseguir crear una imagen más seria y profesional, lo cual servirá para que te valoren mucho mejor.
  • Conseguirás transmitir mucho mejor todo aquello que quieres expresar.
  • Vas a conseguir evitar las habituales confusiones y errores que se producen a partir de un documento mal redactado.
  • No debes olvidar que también estarás demostrando respeto por tu interlocutor, lo cual es muy de agradecer.

Trucos para crear fichas de trabajo bien hechas

A continuación vamos a analizar algunos de los mejores trucos y consejos que te ayudarán a crear fichas de trabajo profesionales y sin errores:

  • Siempre debes priorizar la calidad del texto sobre la cantidad, lo que quiere decir que es mejor realizar textos cortos pero muy claros que textos muy largos con mucha información ambigua o que se repita en exceso.
  • Los errores gramaticales son uno de los fallos más frecuentes que se suelen encontrar en los documentos, y hacen que la imagen del que los ha redactado se estropee de manera considerable, ya que no se muestra profesional. Por esa razón, debemos aprender a redactar bien, y estudiar la estructura de cada frase evitando utilizar estructuras complicadas o palabras que no dominamos perfectamente, ya que podemos estar intentando mostrar un nivel más culto, cuando en realidad estamos metiendo la pata.
  • Antes de presentar el documento es esencial que lo revisemos. A nivel ortográfico, generalmente con dos pasadas será suficiente, pero para detectar errores gramaticales, comprobar la redacción y valorar que hemos introducido todos los datos necesarios, es posible que necesitemos revisarlo más veces.
  • No escribas un texto continuo, sino que debes dividirlo en diferentes apartados. Esto es necesario para mejorar la legibilidad, además de ayudar al interlocutor a encontrar la información de los datos de manera más rápida, algo que es muy de agradecer y hablará positivamente de ti.
  • Cuando hayas la información deberás ser realista y honesto, evitando mentiras que posteriormente puedan salir a la luz y estropee en tu imagen.
  • Mucho cuidado con las faltas ortográficas, ya que es muy fácil que se nos escape alguna. Para no cometer faltas es importante escribir y leer mucho, pero es posible que cuando vayamos a redactar el documento, todavía sigamos teniendo errores de este tipo, por lo que, para cada palabra que dudemos, deberemos consultar, y repasaremos todo lo que sea necesario hasta asegurarnos de que no existe ningún error ortográfico.
  • Es muy importante que, cuando compongas el texto y lo organices, pienses siempre en el interlocutor, es decir, si tú fueses el interlocutor, ¿cómo te gustaría que se presentase toda la información? Tienes que apostar por la claridad, ser conciso y sobre todo evitar añadir información innecesaria o elementos que puedan inducir a error.
  • Toda la información que figura en el documento deberá estar perfectamente organizada y accesible, evitando mezclar conceptos que puedan dar lugar a confusión o hagan que sea más difícil de entender por parte del interlocutor.
  • Todo tipo de documento debe ser claro, lo más escueto posible y que goce de la máxima precisión, lo que quiere decir que no debes añadir información que no sea realmente necesaria, y te tentarás tan sólo en transmitir los datos importantes sin intentar adornarlo en exceso.
  • Es muy importante que adaptes al escrito al tipo de documento que estés preparando, lo que quiere decir que es probable que en algunos casos necesites investigar para obtener información extra que te permita hacerlo de manera conveniente.
  • Los borradores los puedes trabajar con el ordenador o a mano, pero el documento definitivo, a ser posible, estará escrito a ordenador.
  • En el caso de tener que presentar un documento hecho a mano, nunca utilices tintas de colores, y céntrate en las tintas de color azul o negra.
  • Opta por un estilo de letra que sea claro, redondo y resulte agradable a la vista y fácil de leer. Piensa que a lo mejor tu interlocutor tiene problemas de visión, lo que significa que una letra poco clara, hará que tu documento sea más difícil de entender, y esto no habla bien de tu preocupación por el interlocutor.
  • No olvides que, una vez que hayas finalizado el documento, deberás adjuntar la documentación o las copias de documentación oficial que sean necesarias para reforzar lo dicho en el mismo.
  • Recuerda que siempre vas a tener a tu disposición todas nuestras plantillas con las que podrás disfrutar de una guía profesional y con todos los detalles para que no te dejes nada en el tintero.
  • No te quedes con la primera plantilla que encuentres, y valora la posibilidad de estudiar diferentes opciones hasta encontrar la que sea más apropiada.
  • Antes de hacer el documento definitivo, es interesante que trabajes con varios borradores, ya que esto te ayudará a ganar confianza, te permitirá detectar más los errores que puedas cometer, te ayudará organizar mejor las ideas y además minimizarás el riesgo de que aparezcan errores.
  • La velocidad en estos casos es nuestro enemigo, ya que cuanto más rápido quieres hacer el documento, más probabilidades de error existen, por lo que tienes que estar tranquilo, tomate tu tiempo y asegurarte de que lo haces todo correctamente. Esto no los debes aplicar sólo cuando estés diseñando o escribiendo el documento, sino también en el momento en el que esté realizando las correcciones, ya que son los últimos vistazos que vas a dar a dicho documento, por lo que deberás asegurarte de que todo está perfectamente bien redactado, sin faltas ortográficas y bien organizado.
  • Deberás prestar atención a todas las cuestiones y a todos los apartados en los que debas mostrar algún tipo de aclaración, es decir, no finalices el documento con información faltante, ya que esto creará una mala sensación, además de que puede inducir a errores.

Ejemplo de ficha de trabajo

Aquí tenéis un ejemplo de ficha de trabajo a través de la cual vamos a entender mejor la estructura:

Descargar Ficha de trabajo

FICHA DE TRABAJO

FICHA Nº 036

 Pedro López Martínez

27 de octubre de 2020

 Relación entre la investigación y su implicación en el proceso social

 En su búsqueda por simplificar cualquier tipo de proceso, el ser humano intenta abarcar diferentes técnicas que están dirigidas a mejorar su entorno y calidad de vida.

Un buen ejemplo en la actualidad lo observamos en su capacidad por alcanzar un nivel que le permita aumentar sus beneficios, a la vez que reduce el esfuerzo, para lo cual es necesario el desarrollo de una serie de técnicas en las que todos los profesionales deben colaborar.

Conclusión: para alcanzar una simplificación efectiva, el ser humano debe colaborar e investigar para acceder a un desarrollo superior que lo aproxime a sus objetivos.

 Referencias:

  • El ciclo de la vida – Jean Paul Dupont
  • La investigación y el desarrollo humano – Pedro Corbalán Sánchez

Deja un comentario

Ir arriba