Plazo Fijo

El uso de depósitos a plazo fijo solía ser la manera más confiable de manejar los ahorros. La idea de mantener ahorros en este tipo de figura financiera se entiende como una manera segura de multiplicar la inversión.

¿Qué es un Plazo Fijo?

Cuando se habla de un plazo fijo se entiende que es un compromiso financiero en el que hay un compromiso de recibir un pago en un momento previamente determinado. Se trata de un tipo de inversión en el que se espera recibir una ganancia en un momento determinado.

Un depósito de este tipo consiste en invertir un capital en un plazo previamente establecido. Al finalizar ese plazo, la entidad financiera se compromete a cancelar los intereses acumulados de ese capital mientras utiliza el capital.

Características de los Plazos Fijos

  • Tasa de interés: esta taza es previamente establecida por la entidad bancaria y define el interés que el beneficiario obtendrá de su capital cuando el plazo de inversión haya terminado. Usualmente, a mayor plazo o tiempo de inversión, mayor será la taza de interés. Esta tasa puede ser fija, es decir, una previamente establecida o puede ser variable, es decir que dependa de ciertas cosas como el índice bursátil.
  • Plazo: de esta manera se define la cantidad de tiempo que la inversión será sostenida hasta el pago de los intereses. Comúnmente los plazos que se utilizan son de 30, 60, 90, 120,270 o 365 días.
  • Liquidación de intereses: los intereses de los plazos fijos pueden ser cancelados en diferentes momentos de la inversión sin importar el plazo. Pueden cancelarse de manera mensual, trimestral o inclusive, todos los intereses completos al finalizar el plazo de la inversión.
  • Cancelación anticipada: comúnmente el capital de un plazo fijo está disponible para su uso una vez terminado el plazo de tiempo de la contratación. En caso de que el cliente quiera retirar su inversión anticipada, el banco cobrará una comisión por esta cancelación.
  • Seguridad: este tipo de inversión financiera se considera como segura porque todos los términos tanto para el cliente como para la entidad bancaria estarán previamente establecidos. Por esto, la transacción es más segura que otras.
  • Sencillez: los plazos fijos son un tipo de inversión bastante simple de contratar ya que no requiere muchos trámites. Además, el cliente no necesita saber mucho acerca de mercados o capitales.

Ventajas de los plazos fijos

  • Rentabilidad: aunque esta ventaja depende del banco, usualmente las entidades financieras ofrecen intereses que resultan rentables para los clientes.
  • Protección de capital: especialmente en países donde hay aumento de inflación, los plazos fijos son una buena manera de proteger nuestro capital de la devaluación.
  • Flexibilidad: la variedad de plazos y diferentes intereses ofrecidos brindan flexibilidad a la hora de hacer una inversión.

Cómo calcular la ganancia de un plazo fijo

Este tipo de cálculo es bastante sencillo, solo debemos saber algunos datos importantes, esto son:

  • Capital: este es el capital que invertiremos en esta figura. Debemos tener en cuenta que a mayor capital, mayor será la ganancia.
  • Tasa de interés: esta será la tasa ofrecida por la entidad bancaria a la hora de hacer el contrato de la inversión a plazo fijo.
  • Plazo: esta será la cantidad de tiempo que se ha decidido mantener el capital en el plazo fijo.

Al tener estos datos el cálculo se hace mediante el uso de la siguiente fórmula:

Capital x (tasa de interés x plazo/365) = Ganancia

Otra manera de hacer este tipo de cálculo es utilizar la siguiente planilla en formato Excel.

Descarga Formato Cálculo de Plazo Fijo Formato Excel

TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba