Consejos para crear una portada profesional y atrayente

Para poder crear una portada profesional y que resulte atractiva, es importante que llevemos a cabo una serie de pasos sencillos pero que son determinantes para poder dar a luz una hoja de presentación profesional, con una buena imagen y que consiga transmitir de un simple vistazo el contenido del libro, documento, tesis, estudio o cualquier otro escrito que hayamos preparado.

 

La importancia de crear una portada atrayente

 

Muchos habéis escuchado aquello de “Una imagen vale más que 1000 palabras”, y es cierto, ya que nos dejamos llevar mucho por la apariencia de las cosas tanto en el sentido positivo como negativo, y de hecho, un plato nos puede llamar más la atención o menos en función del modo en que esté presentado, y de la misma forma, un libro, texto, tesis o cualquier otro tipo de documento, adquirirá mayor relevancia para nosotros en el caso de que presente una portada que sea atrayente y que nos aporte un valor positivo.

Es muy importante tener en cuenta que, para conseguir esto, es necesario que tengamos paciencia y dediquemos el tiempo adecuado para crear una portada profesional y que resulte interesante, y para ello vamos a tener en cuenta los pasos que deberemos seguir para conseguirlo.

 

Pasos para crear una portada profesional

 

Para poder crear una portada profesional es esencial que tengamos en cuenta los pasos que vamos a detallar a continuación:

 

Realiza una investigación previa

 

Es interesante que, para poder comenzar a hacernos una idea de la portada que queremos crear, nos inspiremos con otras ya creadas.

A través de Internet podemos encontrar infinidad de portadas diferentes para cualquier tipo de documento, libro, texto, etcétera, por lo que nos tenemos que enfocar en ellos y buscar algo que resulte interesante y que nos permita hacernos una idea de lo que queremos conseguir.

 

Elige el texto y la tipografía

 

Es el momento de elegir todo el texto que queremos que figure en la portada, ya sea el título del libro, o información relevante en relación con el contenido del documento.

Por otra parte, la tipografía que vamos a utilizar en la portada es mucho más importante de lo que parece en un primer momento.

Elige una fuente, grosor, tamaño, etcétera que te ayuden a atraer la atención y a crear una sensación positiva al lector.

 

Seleccionando las imágenes

 

Generalmente vamos a introducir alguna imagen en dicha portada, pero recuerda que es muy importante que no utilicemos imágenes que infrinjan los derechos de autor.

Además, también hay que buscar algo que se adapte al tipo de texto que represente, de manera que el futuro lector se sienta atraído.

 

Combina de forma correcta

 

Ahora que ya hemos elegido el texto y las imágenes, es el momento de realizar la combinación de elementos, los cuales deberán presentar un contraste que permita atraer la atención del lector hacia los puntos que consideremos clave.

Cuida mucho la combinación de colores, y realiza tantos cambios como creas conveniente hasta encontrar la alineación perfecta de todos y cada uno de los elementos que conformen la portada.

 

Las correcciones

 

Cuando llevamos mucho tiempo trabajando en una portada, es habitual que llegue un momento en el que seamos incapaces de distinguir lo que nos gusta de lo que no.

Por esa razón, una vez que hayamos creado una o varias portadas, es mejor dejar unas horas o incluso días de margen sin volver a mirarlas ni pensar en ellas, de manera que, transcurrido este tiempo, cuando volvamos a entrar en contacto, tengamos una primera sensación sobre cada modelo creado, lo cual ayuda mucho a tomar una decisión acerca de qué diseño de portada va ser el más acertado.

 

Descargar portada profesional ejemplo

 

Deja un comentario

Ir arriba