Presupuesto Inicial De Emprendimiento

Para nadie es un secreto que las finanzas de una empresa juegan un papel vital en su desarrollo y mantenimiento. Esto es importante desde que se comienza a planificar un nuevo emprendimiento porque será lo que garantice su rendimiento más adelante. Sin importar si la inversión inicial proviene de tus ahorros o de financiamientos externos, tener claro el presupuesto inicial de emprendimiento es esencial.

¿Qué es un Presupuesto Inicial de Emprendimiento?

Un presupuesto inicial de emprendimiento es un estudio detallado del aspecto económico que implica la apertura de un nuevo negocio. En este tipo de estudios se toma en cuenta el financiamiento inicial así como los costos iniciales que carrea la apertura de una nueva empresa.

Importancia del presupuesto inicial de emprendimiento

A la hora de comenzar un nuevo emprendimiento, tener organizadas las finanzas es uno de los primeros pasos que aseguran el lanzamiento exitoso. Siempre debemos tener control sobre el dinero con el que contamos para iniciar y debemos tener claros los costos que nos acarreará la apertura de un nuevo negocio. Esto asegurará que estemos preparados para los primeros pasos de nuestro emprendimiento.

¿Qué debes considerar como presupuesto de emprendimiento?

Debes saber que los costos de emprendimiento no son un concepto financiero universalmente aceptado o cuidadosamente definido. Contadores y analistas no están de acuerdo. Para fines de planificación y administración, definimos estos costos como los gastos en los que incurres y los activos que necesitas antes de poder iniciar el negocio.

Dos listas esenciales:

Los costos iniciales normalmente incluyen gastos iniciales y activos iniciales:

  • Gastos de emprendimiento: son gastos que ocurren antes de iniciar y comenzar a generar ingresos. Por ejemplo, muchas compañías nuevas incurren en gastos por trabajo legal, diseño de logotipos, folletos, selección y mejoras del sitio de ubicación, y otros gastos. Los gastos iniciales también incluyen gastos como el alquiler y la nómina que comienzan antes del lanzamiento y continúan desde entonces.
  • Activos de emprendimiento: los activos típicos son efectivo (en forma de dinero en el banco cuando la empresa comienza) y, en muchos casos, inventario inicial. Otros activos iniciales pueden ser activos actuales o de largo plazo, como equipos, muebles de oficina, vehículos, etc.

Gastos versus activos

Muchas personas pueden confundirse por la distinción contable entre gastos y activos. Por ejemplo, les gustaría registrar la investigación y el desarrollo como activos en lugar de gastos, porque esos gastos crean propiedad intelectual.

Sin embargo, las leyes contables y fiscales estándar son estrictas en cuanto a la distinción:

  • Los gastos son deducibles de los ingresos, por lo que reducen los ingresos imponibles.
  • Por su parte, los activos no son deducibles contra los ingresos.

Lo que una empresa gasta para adquirir activos no es deducible contra los ingresos. Por ejemplo, el dinero gastado en inventario no es deducible como gasto. Solo cuando se vende el inventario y, por lo tanto, se convierte en el costo de los bienes vendidos o el costo de las ventas, reduce el ingreso.

En general, las empresas desean maximizar las deducciones contra los ingresos como gastos, no como activos, porque esto minimiza la carga fiscal. Con eso en mente, los dueños de negocios y contadores experimentados siempre querrán contabilizar el dinero gastado en desarrollo como gastos, no como activos.

En general, esto es mucho mejor que contabilizar este gasto como comprar activos, como patentes o derechos de producto. Los activos se ven mejor en los libros que los gastos, pero rara vez existe una correlación clara y obvia entre el dinero gastado en investigación y desarrollo y el valor de mercado de la propiedad intelectual. Las compañías que consideran el desarrollo como activos generadores a menudo pueden terminar con activos muy exagerados y estados financieros cuestionables.

¿Cómo hacer un Presupuesto Inicial de Emprendimiento?

Hacer este tipo de presupuesto significa organizar ciertos elementos financieros necesarios para comenzar un nuevo emprendimiento. Usualmente se trabaja con dos secciones principalmente: Financiamiento y Costos.

Financiamiento

En esta sección del presupuesto inicial de emprendimiento se colocará la inversión inicial. Se debe detallar cuánto del dinero proviene de inversionistas y cuánto, si aplica, proviene de préstamos u otro tipo de financiamiento.

Costos

Siempre que iniciamos un nuevo emprendimiento habrá gastos o costos que se deben asumir. Algunos de estos será necesario pagarlos una sola vez, mientras otros serán los estimados costos mensuales por funcionamiento.

  • Planificación: estos gastos son los que se realizan mientras se estudia la viabilidad del negocio como estudios de mercadeo, consultores, prototipos o viáticos de empleados que buscan proveedores de materiales.
  • Constitución legal: este es otro gasto único que se refiere a los gastos que conlleva la legalización de un nuevo negocio. Incluye permisos, licencias y otras acciones fiscales y legales.
  • Sueldos: para que la empresa comience a funcionar, el inversor debe asumir los sueldos de los trabajadores incluyendo los beneficios sociales.
  • Costos de operaciones: incluye los gastos de servicios y materiales que se deben cancelar antes de que la empresa pueda comenzar a recibir ganancias.

Descarga Plantilla en Formato Excel para Presupuesto Inicial de Emprendimiento

TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba