Presupuesto Personal

A medida que maduramos, entendemos la importancia de mantener un control sobre nuestros ingresos y egresos. De esta manera podemos organizar nuestros gastos y nuestras posibilidades de ahorro. La mejor manera de hacer esto es manejando un Presupuesto Personal.

Presupuesto Personal

Esta es una herramienta de cálculo en la que se organizan de manera cuantitativa los ingresos y gastos que tiene una persona. Generalmente se organizan durante un período de tiempo que puede ser mensual, trimestral o quincenal. Usualmente este tiempo depende de la manera en la que la persona recibe su paga o ingresos.

Los gatos también se cuantifican usando un tiempo establecido. El uso de este tipo de documentos puede darnos ciertas ventajas que no solo pueden llegar a ser económicas. Algunas de estas ventajas pueden ser:

  • Disciplina: la creación de un Presupuesto Personal nos puede ayudar a alcanzar una meta, por ejemplo, las vacaciones de nuestros sueños.
  • Planificación: este tipo de documentos son excelentes para mostrarnos de manera visual la relación entre nuestros ingresos y gastos.
  • Control: al tener un visual organizado y cuantificado de nuestros recursos económicos, podemos tener un mayor control sobre lo que gastamos.
  • Finanzas: está de más decir que este tipo de presupuestos son una excelente manera de cuantificar nuestras finanzas.

Elementos del Presupuesto Personal

Para organizar este tipo de presupuesto debemos tomar en cuenta tres elementos principales:

  • Ingresos: al igual que en todo presupuesto, lo primero que debemos tener a mano es nuestros ingresos. Esto incluirá sueldos o salarios y todos aquellos ingresos extras que recibamos a lo largo del tiempo en el que se establece el presupuesto.
  • Gastos: al tratarse de un Presupuesto Personal, los gastos que nos interesa cuantificar y organizar serán solo dos:
    • Fijos: estos son los gatos sobre los cuales no tenemos control y que se presentan en cantidades fijas durante el período de tiempo que estamos presupuestando. Por ejemplo, alquiler, servicios, préstamos, cuotas de préstamos o seguros.
    • Flexibles: se trata de aquellos gastos que sí podemos controlar y los que podemos manejar para reducirlos de ser necesarios. Esto son los gastos que no son necesarios como ciertos lujos.
  • Ahorro: si estamos tratando se establecer una sección de ahorro debemos aclarar cuál será la partida para este fin. Lo mejor que podemos hacer si realmente queremos tener un plan de ahorro, es contar con este como si se tratara de un gato fijo. Es decir, puedes establecer una cuota y respetarla en todo momento.

Existe una regla general que es aplicable para los Presupuestos Personales que se describe como 50/20/30. En esta regla, el 50% de nuestros ingresos se dedicará al pago de todos aquellos gastos considerados como fijos. El siguiente 20% es el que se debe destinar al ahorro. Se debe tomar ese porcentaje de ingresos y guardarlo como monto de ahorro. El restante 30% será el aplicable a los gastos flexibles.

Ejemplo de un Presupuesto Personal

En el ejemplo que vamos a mostrarte a continuación estaremos analizando el presupuesto de una persona que tiene un salario preestablecido. Basándose en esto, intenta ahorrar para tener unas vacaciones y un apartado en caso de imprevistos. Sin embargo, solo le quedan $50.00 al final de su quincena.

Cuando analizamos sus gastos en este período vemos que sus gastos fijos (electricidad, gas, alquiler y alimentos) representan el 50.4% de sus ingresos, lo que está en consonancia con la regla 50/20/30 de la que hablamos anteriormente. Sus ahorros por otra parte, representan solo el 15.6% de sus ingresos. Aparte de esto, el restante 32.8% es lo que utiliza como sus gatos flexibles o de estilo de vida.

Cuando vemos de manera detallada sus gastos, es de notar que hay solo 4 de ellos que sobrepasaron en gastos lo esperado. Estos gastos todos están relacionados con la categoría de gastos flexibles, es decir, de su estilo de vida. En este presupuesto que analizamos, la persona corrió con la suerte de tener ingresos extras que compensaron estos extras. De no haber sido por esto, se habría visto en serios problemas.

Como puedes ver, la importancia de hacer un Presupuesto Personal es que nos permite ver este tipo de situaciones lo que hace que sea más sencillo entender qué es lo que hicimos mal y cómo podemos solucionarlo.

 

Descarga Modelo de Presupuesto Personal Formato Excel

►PLANILLAS QUE TAMBIÉN TE PUEDEN INTERESAR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *